dijous, 11 d’abril de 2013

El consumo de alcohol excesivo aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular

El consumo excesivo de alcohol ha sido considerado como un factor de riesgo de accidente cerebrovascular en un nuevo estudio donde investigadores franceses se centraron en los hábitos de consumo entre las personas que habían sufrido una hemorragia intracerebral, un tipo de accidente cerebrovascular en el que los vasos sanguíneos rotos gotean sangre en el cerebro. Esto representa el 10 por ciento de los 800 mil casos que hay por año en los Estados Unidos.

Entre los 540 pacientes que se documentaron, la cuarta parte eran grandes bebedores antes de sufrir el accidente cerebrovascular, tomando el equivalente de al menos cuatro bebidas al día. Y su hemorragia cerebral típicamente se produjo a la edad de 60 años, frente a los 74 años entre los pacientes que no eran bebedores empedernidos, según informaron los investigadores.
El consumo de alcohol excesivo aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular

"El consumo crónico de alcohol aumenta el riesgo de sangrado en una edad muy temprana", dijo la investigadora principal, la Dra. Charlotte Cordonnier. Los grandes bebedores no sólo eran más jóvenes cuando tuvieron su hemorragia cerebral, sino también eran relativamente saludables.
En comparación con los pacientes que no eran bebedores fuertes, eran menos propensos a tener antecedentes de enfermedad cardiaca, accidente cerebrovascular o síntomas de "mini-accidente cerebrovascular".
Un neurólogo que no participó en el estudio dijo que los hallazgos no pueden probar que beber en exceso, conduce a una hemorragia cerebral a una edad temprana.
"Puede haber otras cosas que estos individuos estaban haciendo que afectaría a su riesgo", dijo el Dr. Larry B. Goldstein, director del Duke Stroke Center en Durham, Carolina del Norte. Señaló que los grandes bebedores en el estudio eran a menudo los fumadores: representaban el 42 por ciento, frente al 12 por ciento de los otros pacientes. Y podrían haber existido otras diferencias, no medidas entre los grandes bebedores y los que bebían moderadamente o nada en absoluto.
Sin embargo, los resultados están en línea con lo que se conoce sobre el alcohol y el riesgo de accidente cerebrovascular y hay razones para creer que beber en exceso, en sí, es el problema, según Goldstein.
El mal hábito puede alimentar la presión arterial alta, un factor de riesgo conocido para el accidente cerebrovascular. También puede afectar la capacidad de la sangre para coagularse, lo que podría aumentar las probabilidades de un derrame cerebral con hemorragia
En este estudio, los bebedores tenían menores niveles de ciertas sustancias que permiten que la sangre se coagule, aunque los niveles estaban todavía dentro del rango normal.
El resultado final, según Goldstein, es que la moderación es el camino a seguir. "El consumo excesivo de alcohol es malo para el cerebro, en un número infinito de maneras", dijo. En general, los expertos recomiendan que las mujeres no consuman más de una bebida alcohólica al día, mientras que los hombres deberían limitarse a dos.
A diferencia de lo que se ve con el consumo excesivo de alcohol, diversos estudios han vinculado el consumo moderado con un menor riesgo de enfermedad cardiaca y de accidente cerebrovascular también. Pero no es cierto que el alcohol merezca todo el crédito. "Usted no debe comenzar a tomar para tratar de obtener beneficios para la salud", enfatizó Goldstein.
Además de sufrir hemorragias cerebrales a una edad más joven, algunos de los grandes bebedores en este estudio también tuvieron un peor pronóstico. Cuando el accidente cerebrovascular se produjo en una parte profunda del cerebro, los bebedores menores de 60 años eran más propensos a morir dentro de dos años, en comparación con otros pacientes de su edad. Más de la mitad murieron, en comparación con alrededor de un tercio de las personas que no beben en exceso.
Cuando los investigadores tomaron en cuenta otros factores, como el tabaquismo, los grandes bebedores tenían el doble de probabilidades de morir. Una vez más, no está claro que los hábitos de consumo de alcohol pasados fueron la razón, ya que el estudio no pudo explicar todas las diferencias de potencial entre los grandes bebedores y los moderados. Pero el mensaje sobre el consumo sigue siendo el mismo, dijo Goldstein.
extraido de blogdefarmacia.com

Jaume Guinot
Terapias Granollers

Reiki, Masajes, Kinesiología, Constelaciones familiares, Terapia integrativa, Naturopatía, Flores de Bach, Reflexología podal, Osteopatía.

Plaça Arts 10
08401 Granollers

Movil: 619791539
Twitter: @terapiesgranoll

Entradas populares