divendres, 15 de juny de 2012

Salud sin medicamento químico


Lo que provoca realmente una curación completa no es sólo el control y valoración de los síntomas físicos (corporales) mediante la toma de medicina, la verdadera curación consiste en tomar en cuenta todo lo que la persona es, ha sido y experimenta. Quien se enfoca solamente en los síntomas corporales para curarse no ha comprendido aún la profundidad de lo que significa sanar.
Aunque la medicina convencional por mucho tiempo ha ayudado a la humanidad a resolver sus problemas de salud, también habría que empezar a valorar qué es lo que realmente hace en el cuerpo y si realmente ayuda a sanar. 
¿Qué es sanar?
Sanar significa que el cuerpo recobra su capacidad natural de funcionar, de auto-repararse y equilibrarse por sí solo. Sanar no significa volver dependiente al cuerpo de medicamentos o consultas, sanar significa volver al cuerpo fuerte y capaz, no débil y dependiente.
¿Qué es lo que provoca un cuerpo débil y enfermizo?
Sencillamente son los hábitos de vida, sobre todo los alimenticios, pero también los hábitos que tenemos para mirar, resolver y actuar en la vida, es decir, nuestra forma personal de entender la realidad. 
Cuando nos enfermamos y no somos conscientes de esto, entonces lo más sencillo es recurrir a pastillas y jarabes para que simplemente ayuden a quitar los síntomas. Esto es algo que se ha aprendido a través de loso años, a "quitarse" a la enfermedad de encima rápidamente, a "que no moleste", a que estar enfermo "está mal", y entre más rápido sea el remedio, mejor.
¿Y qué ha pasado con esta actitud ante las enfermedades? 
Que cada vez las enfermedades se resisten más, aparecen nuevas, los centros de salud no se dan abasto para atender a tantas personas, salen medicamentos nuevos por todos lados pero no acaban de sanar a las personas completamente, una gran mayoría sigue padeciendo de esto y lo otro. Tomar medicinas se ha vuelto una costumbre, es para muchas personas algo así como comer o respirar. 
Sin embargo, habría que considerar desde ahora lo qué exactamente se hace cuando se toma medicina.
Qué es un medicamento?
"Un medicamento es uno o más fármacos, integrados en una forma farmacéutica, presentado para expendio y uso industrial o clínico, y destinado para su utilización en las personas o en los animales, dotado de propiedades que permitan el mejor efecto farmacológico de sus componentes con el fin de prevenir, aliviar o mejorar enfermedades, o para modificar estados fisiológicos." (Definición tomada de Wikipedia)
Cabe mencionar que en este artículo sólo intentamos referirnos al medicamento elaborado en laboratorios y con sustancias y estimulantes químicos para resolver la enfermedad, es decir, al medicamento que utiliza y receta la medicina convencional. A este le llamaremos medicamento químico.
¿Qué función cumple el medicamento químico en el cuerpo?
El medicamento químico ha sido solicitado durante mucho tiempo para mejorar la salud debido a que activa al cuerpo cuando esta débil y/o a los órganos cuando empiezan a comportarse desequilibradamente o simplemente no llevan sus funciones apropiadas de forma eficiente.
Sin embargo, cuando se toman medicamentos, lo que se provoca en el cuerpo es una activación artificial de sus funciones, por eso nos sentimos mejor y vemos resultados, pero por otro lado, el cuerpo se hace cada vez más flojo y dependiente a estímulos externos (medicina). Por eso, muchas veces el cuerpo necesita más medicamento o dosis más altas, y en muchas ocasiones medicamentos o estímulos (químicos) más fuertes, lo cual significa que el sistema inmune se está debilitando demasiado y que el cuerpo se esta acostumbrando a reaccionar mediante la toma de químicos. 
¿Qué otros efectos provocan los medicamentos?
Además de volver débil al sistema inmune, muchos de ellos van deteriorando la flora intestinal, son agresivos con los intestinos y van degenerando la capacidad de órganos y sistemas. El exceso de medicamentos provoca, entre otra larga lista de cosas, alergias, problemas severos de riñones e hígado, así como problemas digestivos y respiratorios.
¿Se deben quitar los medicamentos, entonces?
Todo depende. Si tomas medicina solo cuando tienes gripe, tos o alguna afección menor, sin duda puedes quitarlo y empezar con una vida más saludable. Sin embargo, cuando el cuerpo está acostumbrado a medicarse constantemente para tener salud, y los medicamentos se han tomado por varios meses o años o son muy fuertes, no se deben quitar de un día para otro, ya que provocarían un fuerte desequilibrio en el cuerpo. Imaginemos que el medicamento es la "muletilla" del sistema inmune, si le quitamos de repente el medicamento al cuerpo es como quitarle esta muletilla de salud, el sistema inmune no está preparado para responder a esto y entonces la salud podría "caerse" severamente, es decir, sufrir una fuerte descompensación y padecer una fuerte recaída la cual en ningún caso en conveniente, sobre todo cuando la afecciones son severas. Por eso, si deseas empezar a llevar una vida más natural y saludable y has tomado medicamentos, en todo caso siempre es recomendable que busques a un profesional de la salud natural para que te guie y asesore en este proceso. 
¿Cómo sustituir el medicamento?
La medicina natural es la medicina que quiza va un poco más despacio y requiere de integrar y equilibrar todos los aspectos de la persona, tanto su mundo emocinal como su mente y su cuerpo. No es quizá tan rápida como los jarabes y pastillas pero a la larga sin duda es inmejorable y es la medicina que sana  realmente y erradica las causas profundas de la enfermedad,.
Durante el proceso de la medicina natural el cuerpo se fortalece, los sistemas y órganos se vitalizan, los tejidos se reparan y rejuvenecen, la sangre e intestinos se limpian, y en general todo el organismo se llena de vida y salud.
La medicina natural toma en cuenta varios factores, entre los cuales destacabnlos siguientes.
Se debe hacer poco a poco, empezando primeramente con una dieta lo más saludable posible la cual comience a activar las funciones auto-curativas en el cuerpo y le ayude al sistema inmune a recobrar su fuerza y vitalidad. Este inicio de una nueva consciencia en la salud consiste en incrementar el consumo de vegetales frescos ya sea en jugo y ensalada, y evitar incluir en la dieta los alimentos que suelen provocar el mayor número de enfermedades: todo lo refinado (como el azúcar y harinas refinadas y derivados), todo lo frito, chatarra y embutido animal, y la leche de vaca y derivados.
Además, se debe empezar una rutina de ejercicios para fomentar la salud del corazón y la buena oxigenación del cuerpo. El ejercicio es básico para el sistema inmune y para el buen funcionamiento de todo el cuerpo, 30 minutos de ejercicio al día empezara a fomentar una buena salud. 
Por otro lado, dormir y descansar bien, no comer de prisa, beber suficiente agua, evitar fumar y el alcohol, y realizar actividades desestresantes pueden parecer hábitos muy sencillos para quitar, por ejemplo, un cáncer u otra enfermedad grave del cuerpo. Sin embargo, en las cosas más sencillas la naturaleza a fundado los principios de la salud, la cual es el estado natural de todas las personas. El ser humano sólo puede influir o bloquear las capacidades curativas del cuerpo, y esto lo hace con sus actitudes y hábitos de vida.
 ¿Porqué para algunos los hábitos de salud son poco atractivos?
Para muchas personas, seguir una rutina saludable significa empezar a seguir algo aburrido o poco atractivo. Para muchos, dejar de fumar o de comer ciertas cosas, o comportarse con un ánimo más relajado, representa que la vida carecería de su atractivo o sentido. Sin embargo, habría que ver cuáles son las necesidades emocionales que llevan a una persona a comer de una forma desordenada o a tener vicios o hábitos poco saludables.
Realización personal y salud
Por ejemplo: comer exagerada o desordenadamente, o comer cosas muy azucaradas o poco nutritivas puede ser señal de que en el fondo carecemos de verdadero sentido o valor en la vida, quizá estemos viviendo superficialmente, quizá nos sintamos ansiosos o confundidos.
biomanantial

www.masajesmataro.com
info@masajesmataro.com
Tlf. 635086982 937917285

Entradas populares