dimecres, 1 d’agost de 2012

Hiperplasia Prostática Benigna. ¿Qué ofrece la fitoterapia?.

La próstata es la glándula que fabrica el líquido por el que se desplazan los espermatozoides durante la eyaculación del hombre. Se encuentra rodeando la zona de la uretra, conducto por el que sale la orina de la vejiga al exterior. Con el envejecimiento del hombre esta glándula va engrosándose, pudiendo provocar un estrechamiento de la uretra y causas problemas urinarios. A este agrandamiento de la próstata se le conoce como hipertrofia benigna de próstata o hipertrofia prostática benigna (HPB).
Hay que tener claro que este proceso de engrosamiento no es un proceso oncológico ni tampoco es el responsable de que se provoque una predisposición a padecer un proceso tumoral en la próstata. Esta patología afecta a más de un 90% de los hombres de más de 80 años, y es frecuente que aparezcan los primeros síntomas a partir de los 40-45 años, edad en la que está recomendado realizarse los primeros controles.
En menos de un 50% de los hombres que tienen HPB se presentan síntomas, y cuando los tiene son:
• Dificultad para comenzar a orinar y goteo al final de la micción.
• Retención urinaria.
• Urgencia urinaria.
• Dificultad para vaciar la vejiga por completo.
• Incontinencia.
• Nocturia (necesidad de orinar varias veces durante la noche).
• Micciones dolorosas.
• Caudal de orina débil.
• Infecciones urinarias recurrentes.
Para realizar el diagnóstico de HBP se realiza un tacto rectal para palpar el grosor de la próstata, además se pueden hacer diarios miccionales, para comprobar la cantidad de orina, el flujo urinario, restos de orina que queden en la vejiga y analítica de orina, que descarte la presencia de sangre o infecciones de orina. En una analítica se puede detectar el antígeno prostático específico (PSA) marcador que avisa de un posible cáncer de próstata.
Entre las hormonas masculinas se encuentra la testosterona, responsable de muchas de las características masculinas, de la que un 5% se encuentra transformada en dihidrotestosterona (DHT), que posee una mayor afinidad por los receptores andrógenos, y que es responsable de las características sexuales secundarias. Esta DHT es responsable en el hombre de la alopecia androgénica, en la HBP y en el cáncer de próstata. En el organismo la testosterona sufre por acción enzimática una transformación a DHT si actúa la 5-α-reductasa o a 17-β-Estradiol si actúa la aromatasa.
El tratamiento de la HBP se basa en la grado de engrosamiento y en cómo afecta a la calidad de vida del paciente. Existen medicamentos de síntesis como bloqueadores α-1, finasterida, dutasterida, e incluso antibióticos que pueden ser útiles en casos de infecciones recurrentes. Pero llevan asociados gran cantidad de efectos secundarios, como por ejemplo el enmascarar los niveles de PSA, y muchas veces no presentan mejoría frente al tratamiento quirúrgico. En la fitoterapia encontramos que existen algunas alternativas con menos efectos no deseados.
Este es el caso del fruto del sabal (Sabal serrulata o Serenoa repens) que aunque es originaria de Norte América es muy usada a nivel mundial. Los mecanismos de acción precisos atribuidos al extracto liposoluble de Sabal aún no se han elucidado completamente, sin embargo existen evidencias de estudios realizados in vitro como in vivo que demuestran su acción antiandrogénica (=inhibe la 5-alfa-reductasa, en una acción de tipo hormonal que al impedir la acción proliferativa de los andrógenos sobre el tejido prostático, detiene el crecimiento de la glándula y reduce las molestias urinarias del síndrome prostático), efectos antiproliferativos  y antiinflamatorios.
La acción inhibidora del sabal se le atribuye sólo a la porción saponificable del extracto utilizado, mientras que la porción no-saponificable e hidrofílica muestra una acción inhibidora despreciable y nula.
La dosis convencional para el tratamiento de la HBP es de 160 mg dos veces al día de un extracto estandarizado de bayas de Sabal que contenga de 85 a 95% de ácidos grasos y esteroides
Una ventaja del extracto de sabal es que no interfiere con la medición exacta del PSA o antígeno específico prostático.
En el caso de padecer los síntomas asociados a la HBP de forma más leve se pueden seguir una serie de recomendaciones higiénicas y de hábitos que mejoran las situación:
• Mantener unos horarios para ir al baño.
• Evitar sustancias que irritativas y estimulantes de la vejiga: café, alcohol.
• Distribuir el consumo de líquidos a lo largo del día, evitar su ingesta antes de acostarse.
• Evitar el uso de antihistamínicos, sin control profesional, ya que pueden incrementar los síntomas.
• Realizar actividad física regular
• Evitar el sobrepeso.
• Estimular los músculos de la pelvis mediante ejercicios de Kegel.


--
Terapias Granollers
Reiki, masajes, kinesiologia, constelaciones familiares, terapia integrativa, naturopatia, flores de bach, medicina tradicional china, acupuntura, reflexologia podal, osteopatia.
Plaça Arts 10 -Granollers

Movil: 637425287
Web:http://www.terapiasgranollers.com
Blog:http://terapiasgranollers.blogspot.com
Twitter: @terapiesgranoll

Entradas populares