dimarts, 8 de gener de 2013

La mala alimentación facilita el desarrollo de calambres

No tomar cantidades suficientes de agua y no incluir frutas y verduras en la dieta, facilitan el desarrollo de calambres; este síntoma, caracterizado por la contracción involuntaria y dolorosa de músculos largos, puede ser reflejo también de enfermedades como hipotiroidismo o diabetes.

Caracterizado por la contracción involuntaria y dolorosa de músculos largos como gemelos, cuádriceps, tríceps y bíceps, el calambre es un síntoma muy frecuente y su aparición por lo general obedece a una nutrición e hidratación inadecuadas, pero también a falta de calentamiento previo al ejercicio.

El nutriólogo y especialista en Educación Física en el Centro de Seguridad Social (CSS) Guadalajara, del IMSS en Jalisco, Julio César Vallejo Morán, mencionó que el calambre suele ocurrir debido a una actividad física en la que la persona sobre entrenó y fatigó sus músculos, aunque también el embarazo y algunas enfermedades metabólicas como la diabetes e hipotiroidismo, aumentan las posibilidades de desarrollar este síntoma.

Explicó que en el funcionamiento muscular intervienen terminaciones nerviosas, pero también la adecuada circulación sanguínea es muy importante, dado que aporta oxígeno al músculo así como intercambio de electrolitos, de ahí que por ejemplo, cuando una persona con diabetes no controla adecuadamente sus niveles de azúcar, tiende a alterar esta función de oxigenación y con ello, ser blanco frecuente de calambres incluso al dormir.

Otra causa muy común de los calambres es un faltante de electrolitos, es decir, sales esenciales como el calcio, el sodio y el potasio que participan en diferentes funciones del cuerpo.

Esto sucede cuando la persona no tiene un consumo suficiente de agua ni de vitaminas y minerales, contenidos principalmente en alimentos de tipo vegetal, señaló el especialista, de ahí que la principal recomendación para reducir el riesgo de calambres sea básicamente tomar al menos dos litros de agua al día e incluir frutas y verduras en la dieta diaria.

Si además de no tener una buena hidratación y nutrición, la persona sobreejercita sus músculos, el riesgo a presentar calambres se eleva considerablemente.

Dijo que dependiendo de la edad, antes de iniciar cualquier actividad deportiva se recomiendan calentamientos y estiramientos musculares, siendo estos últimos también muy importantes al término de la rutina de ejercicios.

Además, indicó que es importante que la actividad física sea gradual, es decir, inicie con 30 a 45 minutos diarios, combinando calentamiento, ejercicio y levantamiento de peso.

Luego de un mes, aumentar a una hora u hora y media, el programa de actividades que incluya los aspectos señalados en el párrafo anterior. Asimismo dijo, es importante tomar dos litros de agua al día y a lo largo del programa de actividades mantener una hidratación adecuada.

Es bueno incluir alimentos como el plátano, el jugo de naranja, pepino, jícama, jitomate, lechuga, zanahoria y calabazas, porque además de su alto contenido de agua, también incluyen vitaminas, minerales y sales que como ya se explicó, permiten un mejor funcionamiento del cuerpo.

Finalmente, dijo que cuando ocurre un calambre, es importante relajar el músculo estirándolo de una manera suave, así como dar masajes, y recomendó a quien los presenta con frecuencia, aún sin la práctica de actividad física, acudir a valoración médica para determinar el origen de este malestar que puede ser alguna alteración metabólica.
eloccidental



--
Terapias Granollers
Reiki, masajes, kinesiologia, constelaciones familiares, terapia integrativa, naturopatia, flores de bach, medicina tradicional china, acupuntura, reflexologia podal, osteopatia.
Plaça Arts 10 -Granollers

Movil: 637425287
Web:http://www.terapiasgranollers.com
Blog:http://terapiasgranollers.blogspot.com
Twitter: @terapiesgranoll

Entradas populares