divendres, 20 de novembre de 2015

Los beneficios del Reiki para los practicantes de fitness



Reiki
Woman Getting a Reiki treatment
(20-11-2015). Si el Yoga y el Pilates han ayudado a muchos practicantes de fitness y deportistas a desarrollar su fuerza y flexibilidad, existen también terapias alternativas que pueden favorecer el rendimiento deportivo. El Reiki es una de ellas.
A medida que la ciencia progresa con relación al conocimiento y funcionamiento de nuestro cuerpo físico, más necesario se hace replantearse y estudiar al hombre como un todo. Entender nuestro cuerpo desde una perspectiva holística es la base de la gran mayoría de las terapias alternativas como el Reiki que parten de la premisa de que cuerpo físico, mente, emociones y espíritu están interconectados entre sí.
Aplicado al ámbito del fitness, el Reiki, como comenta Paqui Cardenas, terapeuta Reiki y maestra en diferentes disciplinas orientales de medicina natural, “es una herramienta energética muy potente que puede ayudarnos en cualquier momento de nuestra actividad deportiva, tanto a prepararnos para una competición como a la hora de reparar nuestros tejidos musculares tras un entrenamiento o incluso favorecer la reparación y sanación de determinadas lesiones”.

QUÉ ES EL REIKI

Reiki es una palabra japonesa que significa energía vital universal. Está compuesta por el prefijo Rei que quiere decir “Universal” y se refiere a la esencia cósmica, que penetra todas las cosas y circunda todos los lugares. El sufijo Ki es la energía vital individual que rodea nuestros cuerpos, manteniéndolos vivos y que está presente en todos los organismos vivos. El Reiki, por tanto, es un proceso de encuentro de ambas energías.
El Reiki es una energía semejante a las ondas de radio y puede ser aplicada con eficacia, tanto localmente como a distancia. Utiliza la imposición de manos sobre el paciente mediante secuencias de diferentes posiciones por todo su cuerpo. Como explica Paqui, “es una energía inofensiva, sin efectos secundarios ni contraindicaciones, compatible con cualquier tipo de terapia o tratamiento. Además es práctica, segura y eficiente. En definitiva, es un método natural para equilibrar, restaurar, perfeccionar y curar los cuerpos, creándole una estado de armonía al ser”.
Mente enfocada en objetivos
En el ámbito de fitness y en cualquier otra disciplina deportiva, el Reiki puede ayudar a que la persona encuentre el grado de concentración necesario previo a una competición o incluso entrenamiento. “A través de diferentes sesiones de Reiki”, explica Cárdenas, “se logra que la persona pueda tener un rendimiento excelente y dar su máximo potencial cuando compite o entrena. El Reiki tiene la capacidad de favorecer el estado perfecto para realizar el esfuerzo necesario y mantener al mismo tiempo la mente despejada y concentrada en el cometido que se desea conseguir”.
En competiciones de alto nivel, la parte mental es un factor determinante a la hora de superar pruebas o alzarse con éxito. “El Reiki da la orden a las células para que en ese momento se dé el máximo de sí”, argumenta Paqui.
Aumenta la motivación
Partiendo del concepto holístico del ser humano como un todo y, al mismo tiempo, entendiendo que todos somos energía que fluye mejor o peor a través de nuestros chakras, el Reiki también puede ser una herramienta perfectamente válida en casos donde se carece de motivación cuando se practica una actividad física.
Como explica Paqui, “el Reiki va mucho más allá de lo que pensamos. Va a la causa y motivo de cualquier situación. Detrás de una falta de motivación puede hallarse un conflicto o trauma de tipo emocional que ha desencadenado un bloqueo energético. A través de las sesiones de Reiki podemos llegar hasta la raíz del problema, hacerlo consciente e ir disolviéndolo hasta desaparecer”.
Favorece la curación de lesiones
A un plano mucho más físico, el Reiki también ha demostrado ser muy eficaz en caso de lesiones. Las contracturas tan habituales en el mundo del fitness provocadas, en la mayoría de casos, por movimientos mal ejecutados pueden curarse mucho más fácilmente. “Lo primero que hace en estos casos”, argumenta Cárdenas, “es relajar la zona donde se ha producido la lesión. El simple hecho de relajarla, permite que la sanación ocurra de forma mucho más rápida y espontánea. Pero es más. Normalmente al sufrir una contractura, no sólo la zona dañada se contrae sino que también el chakra se ve resentido. Al aplicar Reiki, conseguimos también que éste se desbloquee y, como consecuencia, la curación aflore”.

REIKI DESPUÉS DE ENTRENAR

Tras un entrenamiento donde todas las fibras y tejidos musculares han sido sometidos a una gran tensión, el Reiki tiene la capacidad de actuar como regenerador. “Aplicar Reiki sobre los músculos que se han trabajado o han sido sometidos a grandes volúmenes de trabajo e intensidad, puede favorecer la oxigenación y también la reparación de todos los grupos musculares implicados”, detalla Paqui.
El Reiki, en definitiva, predispone a la persona que realiza deporte a estar mejor preparada tanto mental como físicamente. Ayuda también a las capacidades curativas naturales del cuerpo y aporta equilibrio. La unión de cuerpo, mente y espíritu permite a cualquier deportista sentirse bien, entrenar correctamente y competir aún mejor.

Entradas populares