divendres, 7 de juliol de 2017

EL HÍGADO Y LA IRA | MEDICINA TRADICIONAL CHINA

De acuerdo con la teoría Wu Xing de los 5 elementos de la medicina tradicional china, las emociones están asociadas directamente con los órganos principales que son el riñón, hígado, bazo, pulmón y corazón. Estas emociones son conocidas en la MTC como las 7 pasiones y están ligadas estrechamente a la vida y el estado de salud de la persona.


Cuando algunas de estas emociones se manifiestan en exceso pueden alterar el correcto funcionamiento de alguno de los órganos del cuerpo. También, dependiendo de la emoción que esté experimentando la persona, se puede saber si algún órgano está desequilibrado. Una manera de saberlo es fijándose en cómo reacciona la persona, es decir, si al experimentar dicha emoción la persona reacciona de manera desencadenada y exagerada.

La relación entre los órganos y las emociones en la medicina tradicional china queda reflejada de la siguiente manera:
Corazón: alegría, euforia
Pulmón: pena, tristeza
Riñón: miedo
Bazo: exceso de reflexión, pensamiento obsesivo
Hígado: ira, frustración

Cómo se refleja la ira en el hígado


Se considera el hígado como el órgano que mantiene el paso de la sangre y la fluidez de la energía en completo equilibrio. Es decir, es el órgano que se encarga de mantener el paso libre de las vías. Cuando el hígado se ve afectado por cualquier circunstancia, en este caso la ira, se origina un bloqueo en la circulación de la sangre y, al mismo tiempo, un bloqueo en la circulación de la energía, que se conoce como el estancamiento del Qi del hígado.

Profundicemos un poco más en la definición del término “Ira”, ya que esta palabra tiene muchos orígenes. Este término incluye emociones como el enojo reprimido, irritación, frustración, resentimiento, amargura, animosidad, rabia e indignación, entre otros. Cuando estas emociones se quedan en el cuerpo por mucho tiempo o perduran en los estados de ánimo de una persona, el hígado se afecta y empiezan los recurrentes ascensos de Yang (o fuego) a la parte superior del cuerpo. La ira puede ocasionar que el Qi suba exageradamente, originando síntomas principalmente en la cabeza y en el cuello, como, por ejemplo, los dolores de cabeza constantes, visión borrosa, sed, mareos, cara roja, lengua roja, sabor amargo en la boca, contracturas musculares a nivel de los hombros y cuello, tensión muscular, etc.

Dependiendo de cómo se maneje la ira, ésta afecta al hígado de manera distinta. Cuando la ira se reprime se estanca el Qi y genera molestias en las costillas, nudo en la garganta, sueño inquieto, suspiros frecuentes, pesadillas, heces en forma de bolas pequeñas, etc. Pero cuando la ira se expresa ocurre un elevado ascenso del Yang: se nos pone la cara roja, los ojos rojos, sentimos cefalea de nivel intenso y calor en la cabeza, etc.

No todas las personas liberan la ira en el momento que la sienten, sino que más bien la reprimen durante años e, incluso, durante toda la vida. Esto genera depresión por resentimiento o frustración, el pulso se tensa y se sufre alta presión sanguínea.

Hay veces en las que la ira es tan fuerte que se manifiesta también en otros órganos aparte del hígado como, por ejemplo, el estómago y los intestinos. Cuando el episodio de ira ocurre mientras la persona esté comiendo, la energía se estanca y ocasiona fuerte dolores estomacales. En cambio, si el episodio de ira ocurre después de la comida, la energía no circula bien y los intestinos sufren, ocasionando dolor en el abdomen, diarrea o estreñimiento, hinchazón o inflamación del área abdominal, etc.

También se dan casos en los que el bloqueo de energía produce algo que se denomina como síndrome de Qi rebelde, en el cual la persona tiende a manifestarse en contra de todo y todos todo el tiempo: presenta regurgitación ácida, suspiros constantes, acidez, eructos, dificultad para respirar de manera profunda, etc.

Hígado e ira: Medicina tradicional china


En la mediciona tradicional china, el hígado se encarga de:

Controlar el flujo adecuado de Qi en el cuerpo. Dicha energía es la necesaria para hacer una correcta digestión y, a su vez, una apropiada fluidez de las emociones. De no ser así, se originan síntomas de nivel digestivo como náuseas o vómitos.
Controlar los tendones del cuerpo: éstos mantienen la circulación en los músculos y en los tendones. Cuando ocurre un problema con esta función pueden darse síntomas como dolor en las articulaciones, dolor en diversas áreas del cuerpo, dolor en los tendones y rodillas, uñas quebradizas, etc.
Se encarga del almacenamiento sanguíneo y su circulación durante el movimiento. Cuando ocurre un problema se originan espasmos en la musculatura, visión borrosa, adormecimiento de las extremidades del cuerpo, problemas con la menstruación, etc.
Mantener el sentido de la vista: el hígado abre los ojos y, cuando no existe armonía en el órgano, puede causar sequedad ocular, ceguera nocturna, ojos irritados y rojos, etc.

Lo que debes hacer para mantener el equilibro del Qi del hígado consiste en cumplir con diversos aspectos: hablar hasta que te canses del problema que te cause irritabilidad o alguna de las emociones señaladas; evitar las situaciones de ira y estrés constante, sobre todo en el área laboral o en los estudios. Una dieta equilibrada resulta beneficiosa para mantener el hígado en excelentes condiciones.

También el ejercicio físico suave, como el yoga, las caminatas largas, el baile, el taichí o el Qi gong, ayudan mucho a mantener el equilibrio de la energía del hígado, aumentando a la vez la oxigenación y mejorando la circulación de la sangre. Asimismo, la acupuntura es una excelente aliada para eliminar los síntomas que el paciente refleje y ayudar a la curación de cualquier estancamiento de energía, siguiendo patrones específicos para ayudar a fluir correctamente el Qi.

La dieta equilibrada, junto a la práctica de alguna de estas indicaciones, será de gran beneficio para el paciente que posee problemas con el hígado y la ira, así como también para aquellas personas que deseen prevenir cualquier enfermedad ocasionada por el hígado como, por ejemplo, la depresión.

fuente:viviendosano.com

--
Carmen Gómez Jácome
619791539
carmen@terapiesagranollers.com

Terapies a Granollers
Constelaciones Familiares, Terapia Integrativa, Flores de bach, Reiki, Naturopatía, Kinesiología, Homeopatía, Osteopatía, Masajes, Reflexología podal.

[Web] http://www.terapiesagranollers.com
[Twitter]https://twitter.com/TerapGranollers
[Facebook]https://www.facebook.com/terapiasgranollers

Plaça Arts, 2
08401 Granollers

Entradas populares