divendres, 20 d’abril de 2018

Sobre la entrega



Rinzai fue a su Maestro y dijo:
-"¡Dame la libertad!"
El Maestro responde:
-"Tráete a ti mismo. Si existes, te haré libre. Pero si no existes, ¿cómo puedo hacerte libre? Ya eres libre, y la libertad". Y luego añadió:
-"No es tu libertad. En realidad, la libertad es librarte de "ti". Así que vete y trata de averiguar dónde está este "yo", dónde estás tú, luego ven a verme. Esto es la meditación. Ve y medita."
Y el discípulo, Rinzai, se va y medita durante días, durante semanas, durante meses. Y luego vuelve y le dice a su Maestro:
-"Maestro, no soy el cuerpo. Sólo he descubierto esto". Y el Maestro responde:
-"Pues eso es lo que te has liberado. Vete otra vez y trata de averiguar más."
Rinzai lo intenta de nuevo. Medita y descubre que no es mente, porque puede observar sus pensamientos. Y el observador es diferente de lo observado". Regresa al monasterio y le dice a su Maestro:
-"Maestro, he descubierto que tampoco soy mi mente." El Maestro dice:
-"Ahora estás tres cuartas partes liberado. Ve otra vez y averigua quién eres."
Rinzai vuelve a su meditación y reflexiona, "si no soy el cuerpo ni soy la mente, ¿entonces quién soy yo?". Había leído y estudiado mucho con su Maestro, estaba bien instruido, de manera que sus reflexiones le llevaron a pensar que si no era ni cuerpo ni mente, entonces debía de ser el alma, su atman. Meditó más profundamente sobre ello y descubrió que no hay atman, que no hay alma, porque este atman no es más que la propia información mental: doctrinas, palabras, filosofías, ideas...
Así que un día llegó corriendo y dijo:
-"Maestro, ahora ya no soy". Entonces el Maestro preguntó:
-"¿Te tengo que enseñar ahora los métodos de la libertad?". Y Rinzai responde:
-"Soy libre, porque ya no soy. No hay nadie que pueda estar en cautiverio. Sólo soy un gran vacío, una nada. No se me puede encontrar en ninguna parte. Esto es la libertad."
Y por primera vez tocó los pies de su Maestro: aunque no realmente por primera vez, pues ya los había tocado muchas veces antes. Pero el Maestro dijo:
-"Por primera vez has tocado mis pies."
Rinzai preguntó:
-"¿Por qué dices por primera vez, he tocado tus pies muchas veces antes?". El Maestro contesta:
-"Pero tú estabas ahí, así que ¿cómo ibas a poder tocar mis pies si tú ya estabas ahí?.

El "yo" nunca puede tocar los pies de nadie. Incluso si aparentemente toca los pies de alguien, está tocando sus propios pies, pero de manera indirecta. Has tocado mis pies por primera vez, porque ahora ya no eres. Y esta es, también, la última vez, dijo el Maestro: "La primera y la última."

La entrega sucede cuando no eres. De modo que "tú" no te puedes entregar. Por eso es que la entrega no puede ser nunca una técnica, sino una experiencia. Tú no te puedes entregar, tú eres el obstáculo. Cuando "tú" no estás, está la entrega. La entrega y tú no podéis cohabitar, no hay coexistencia. O estás tú, o está la entrega. Así que averigua dónde estás, quién eres. Esta indagación descubre muchísimos resultados sorprendentes.

--

Carmen Gómez Jácome
619791539
carmen@terapiesagranollers.com

Terapies a Granollers
Constelaciones Familiares, Terapia Integrativa, Flores de bach, Reiki, Naturopatía, Kinesiología, Homeopatía, Osteopatía, Masajes, Reflexología podal.

[Web] http://www.terapiesagranollers.com
[Twitter]https://twitter.com/TerapGranollers
[Facebook]https://www.facebook.com/terapiasgranollers

Plaça Arts, 2
08401 Granollers

Entradas populares