diumenge, 24 de juny de 2012

Yoga con Pesas para Reafirmar

La mayoría de las personas se mueven diariamente y respiran rápido y entrecortadamente. Este tipo de respiración hace a la persona más propensa a desarrollar estrés por todos los sucesos cotidianos y terminará con dolor muscular crónico, dolores de cabeza, insomnio, depresión o irritabilidad. La práctica de la yoga, ayuda a aprender a respirar mejor y por tanto a disipar los síntomas mencionados.

Para aprender a respirar mejor, comience por contar el número de veces que inhala y exhala durante un minuto. Luego respire más despacio y más largamente, imaginando que trata de llenar con aire un recipiente de casi un galón (la capacidad de aire de los pulmones), llenando de abajo hacia arriba.

Aprenda a exhalar también vaciando los pulmones de arriba hacia abajo. Al seguir esta forma de respirar, muy pronto se acostumbrará a utilizar su capacidad pulmonar completa y poco a poco tendrá más resistencia a los disparadores de tensión en su vida. La respiración adecuada inicia los procesos de curación del cuerpo y forma la base de una vida sana.

Al practicar los siguientes movimientos, hágalo en forma lenta y recuerde que lo más importante es la respiración profunda y acompasada.

Muslos

Sostenga pesas de 2 a 8 libras de peso en cada mano. Suavemente de un paso al frente y extienda la pierna contraria hacia atrás, al mismo tiempo que eleva los brazos a nivel del pecho. Haga de tres a cinco inhalaciones y exhalaciones y cambie de pierna. Repita seis veces.

Trasero

De pie con los pies juntos y los brazos a los costados, hombros relajados. Cierre los ojos y haga tres respiraciones profundas. Abra los ojos. Apriete los abdominales y siéntese en el aire en una silla imaginaria. Inhale a medida que dobla las rodillas y saque las caderas hacia atrás al sentarse. Apriete glúteos y abdominales y vuelva a la posición inicial. Haga 20 repeticiones.

Pechos

Coloque la pierna izquierda sobre la pierna derecha cruzando por la pantorrilla, en la posición del águila. Coloque los brazos doblados frente a usted. Inhale a medida que abre los brazos hacia los costados. Exhale al cerrar los brazos frente a usted. Sienta como se abren y se cierran los omóplatos. Mantenga los muslos y abdominales apretados. Cambie de pierna y haga 8 a 10 repeticiones con cada pierna.

Espalda y Hombros

Coloque los brazos relajados al frente. Con las rodillas dobladas, coloque las piernas abiertas hacia los lados en ángulo de 45 grados. Empuje las caderas hacia el frente y apriete abdominales. Levante los brazos a la altura del pecho a medida que baja un poco más las caderas. Baje los brazos y eleve las caderas. Haga 8 o 10 repeticiones al mismo tiempo que respira y espira.

Cintura

Con el pie izquierdo de un paso hacia atrás. Apriete los abdominales y doble la cintura hacia adelante al mismo tiempo que eleva la pierna izquierda extendida haciendo punta con el pie. El torso y la cabeza quedan en línea recta paralelos al piso. Doble los codos y eleve las pesas al nivel de las caderas. Respire y exhale manteniendo los brazos arriba. Baje los brazos y relaje. Baje despacio la pierna elevada para juntar los pies. Cambie de pierna y repita 8 a 10 veces.

Al realizar durante 30 minutos esta sencilla rutina de posturas de yoga a la que se le agregan pesas, se consumen 200 calorías, que es el doble que con otro tipo de ejercicio. Esta rutina se recomienda hacerla tres veces por semana. En tres semanas se sorprenderá de los resultados.

Revista Mundo Natural
635086982 937917285

Entradas populares