dissabte, 24 de novembre de 2012

NUEVAS EVIDENCIAS DEL OMEGA 3 CONTRA EL ALZHEIMER




En una recientísima investigación publicada en la revista Neurology se reporta la correlación inversa encontrada entre la ingesta de omega 3 y la formación de placas amiloides características de la Enfermedad de Alzheimer. 

La enfermedad de Alzheimer  es una enfermedad neurodegenerativa que se manifiesta con deterioro cognitivo y trastornos de la conducta. Típicamente se caracteriza por una pérdida progresiva de la memoria y otras capacidades mentales, lo cual llega a incapacitar totalmente a quien la padece. En mi opinión personal es una enfermedad muy cruel, por la mala calidad de vida que ocasiona.

Hoy en día no se sabe a ciencia cierta qué la produce. Una de las teorías más ampliamente aceptadas, aunque con reservas por parte de algunos investigadores, es la de la formación de placas amiloides u ovillos neurofibrilares. Estas placas amiloides o placas seniles fueron descritas por Alois Alzheimer en 1906, por lo cual la enfermedad lleva su nombre.

Pues bien, de acuerdo a la investigación mencionada, mientras mayor fue la ingesta de omega 3, menor la formación de placas amiloides. Es por ello recomendable, consumir una cantidad adecuada de este aceite esencial para todo aquel que quiera prevenir el desarrollo de esta enfermedad o a todo aquel que la padezca.  .

Amiloide significa que se parece al almidón, que reacciona como el almidón, el cual es un carbohidrato. Y me llama mucho la atención que los depósitos de amiloides cuando están ubicados en el páncreas (porque no son exclusivos del cerebro) están relacionados con la diabetes tipo 2.  Recordemos que las más recientes investigaciones están vinculando la diabetes con la enfermedad de Alzheimer, a la cual ya algunos denominan diabetes tipo 3. Es por ello que me parece recomendable además, limitar la ingesta de todo tipo de azúcares y harinas refinadas, los cuales no son necesarios para una alimentación sana. El consumo de azúcares y harinas refinadas es un hábito cultural. Lo único que hacen es daño.

Por otra parte, una de las funciones del amiloide en el cerebro es la protección contra el estrés oxidativo. Podría ser que se acumule buscando proteger las neuronas de los agentes que lo ocasionan. Entre los agentes que producen estrés oxidativo se ha mencionado que algunos metales (como el aluminio y el mercurio) podrían estar relacionados con la enfermedad de Alzheimer. ¿Suena lógico no?. Por ello una recomendación adicional sería evitar la exposición a estos metales tóxicos y una desintoxicación adecuada, guiada por algún profesional calificado para hacerlo. No la hagan sin asesoría. Podrían hacer mas daño que bien.

fuente: naturopatiaysalud



--
Terapias Granollers
Reiki, masajes, kinesiologia, constelaciones familiares, terapia integrativa, naturopatia, flores de bach, medicina tradicional china, acupuntura, reflexologia podal, osteopatia.
Plaça Arts 10 -Granollers

Movil: 637425287
Web:http://www.terapiasgranollers.com
Blog:http://terapiasgranollers.blogspot.com
Twitter: @terapiesgranoll

Entradas populares