divendres, 6 d’abril de 2012

Posiciones de Yoga que Alivian el Estrés

Posturas de yoga que alivian el estrés
Posturas de yoga que alivian el estrés

La práctica de yoga es capaz de aliviar la tensión muscular y estimular el sistema inmunológico y el sistema linfático.
Diversos estudios demuestran que el estrés crónico impide que el cuerpo sane por sí mismo y aumenta la probabilidad de desarrollar problemas físicos y emocionales.
Si desea aliviar el estrés, puede practicar un estilo de ejercicio conocido como “yoga restaurativo”.
Descubra a continuación algunas posiciones de yoga que ayudan a aliviar el estrés:

Namaste

Comience con los pies plantados y los brazos a los lados. Al inhalar, levante los brazos hacia los lados con las palmas mirando hacia el techo, hasta que lleguen arriba de la cabeza. Exhale, baje las manos y colóquelas enfrente de su cara y luego sobre el corazón. Repita de 3 a 5 veces.

Manos sobre la pared

Coloque las palmas contra la pared (a la misma altura de sus hombros) y comience a caminar alejándose de la pared, deslizando las manos hacia abajo hasta que las manos y los hombros estén a la altura de las caderas. Mantenga las rodillas ligeramente dobladas, presione las manos suavemente contra la pared y aleje el cuerpo estirando todos los músculos. Deje que su cabeza caiga ligeramente y tome varias respiraciones profundas.
Cuando esté listo para salir de la postura, camine hacia la pared lentamente para evitar mareos.

La posición del niño

Coloque las manos sobre sus rodillas y siéntese sobre los talones. Estire los brazos hacia el frente y coloque los pies a los lados de sus piernas. Estire los brazos hacia adelante y luego mueva lentamente ambas manos hacia un lado. Respire profundamente y estire los músculos. Ahora mueva las manos hacia el otro lado. Cuando esté listo, lleve las manos hacia las rodillas y vuelva a sentarse.

Piernas sobre la pared

Siéntese de espaldas a la pared con las rodillas flexionadas, las plantas de los pies en el suelo y la cadera derecha. Coloque sus manos detrás, con las palmas en el suelo. Gire su cuerpo mientras se inclina hacia atrás y deslizando las piernas hacia la pared. Coloque sus glúteos lo más cerca posible de la pared y apoye la parte de atrás de las piernas sobre esta. Respire profundamente.

Savasana

Savasana es una postura de relajación. Simplemente hay que acostarse boca arriba y relajarse, manteniendo la atención en la respiración.

Entradas populares