dijous, 24 de maig de 2012

Beneficios de la medicina tradicional china

Tratamientos de acupuntura y hierbas para la salud física y mental

Acupuntura para el bienestar - modomatic

La medicina tradicional china es una terapia alternativa que restablece el equilibrio del organismo estimulando los meridianos mediante acupuntura o masaje Tui-Na.
Antiguamente, los médicos chinos cobraban cuando sus pacientes estaban sanos. Si enfermaban, dejaban de pagarles: consideraban que no se lo merecían porque no habían hecho bien su trabajo. Hoy en día, la medicina tradicional china se está abriendo paso en Occidente.
Como ocurre con tantas otras terapias complementarias, muchas personas acuden a la consulta como último recurso, cuando la medicina alopática no logra sanarles. Sin embargo, se trata de una técnica fundamentalmente preventiva, aunque también se puede combinar con los tratamientos convencionales.

Meridianos y energía vital o chi

Su principio básico es que existe buena salud cuando la energía vital o chi fluye de forma equilibrada y armónica por el organismo, a través de unos canales llamados meridianos.

Cuando experimentamos un estrés prolongado o emociones negativas, el flujo energético se bloquea y se produce un desequilibrio que acaba traduciéndose en una dolencia física. Para restablecerlo, se deben estimular determinados puntos de los meridianos. En ellos se introducen las agujas de acupuntura, que reequilibran la energía proporcionando un bienestar general, ya que todos los meridianos (de hígado, estómago, intestino, etc.) están relacionados entre sí. Además, cada meridiano tiene su correspondencia a nivel emocional.

Tratamientos para el estrés, el dolor de espalda o el estreñimiento

Las enfermedades que se pueden tratar con acupuntura son muchas: insomnio, ansiedad, tabaquismo, depresión, estrés, dolor (de espalda, cabeza, etc.), artrosis, artritis, obesidad, alergias, estreñimiento, rinitis... Sin embargo, esta técnica se caracteriza por el mismo principio que las demás técnicas orientales, terapias complementarias u holísticas: no "cura" ninguna enfermedad, sino que colabora con el paciente, ayudándole a recuperar por sí mismo el equilibrio.

En muchos casos, además, es necesario que éste se implique activamente. Por ejemplo, la acupuntura puede corregir un malestar en el sistema digestivo causado por una alimentación dañina, pero la pesadez o las úlceras volverán a aparecer si no se modifica la dieta y se adopta el hábito de hacer algún ejercicio beneficioso, como el yoga.

¿Cómo es una consulta de medicina tradicional china?

  • Antes de la cita, no se debe lavar ni frotar la lengua, porque puede "borrar" información necesaria para el diagnóstico. También se deben evitar el alcohol el día del tratamiento (puede producir reacciones adversas) y el café (altera el pulso).
  • Una vez en la consulta, el médico comienza hablando tranquilamente con su paciente para conocerle mejor y observar su aspecto y lenguaje corporal, ubicar los meridianos afectados y su correspondencia emocional, etc. Muchas personas podrían sorprenderse de las preguntas que les harán: qué les duele, si tienen frío o calor, cómo son sus menstruaciones, si tienen problemas para orinar, qué comen, si están cansados… También nos pueden preguntar si somos felices, si nos sentimos bien en nuestra piel o si nuestras relaciones sexuales nos satisfacen. Todo es importante en un tratamiento de tipo holístico.
  • Después, se toman los pulsos en ambas manos. La medicina occidental toma un solo pulso y mide la rapidez, intensidad y número de pulsaciones por minuto. La china toma varios pulsos para examinar el estado de los meridianos y hallar la zona física donde se encuentra el desequilibrio. La mano derecha está relacionada con el Chi y aporta información sobre el yang de los pulmones, bazo y riñones. La izquierda se halla conectada con la sangre y da información sobre el yin del corazón, hígado y riñones. El pulso puede ser superficial o profundo, lo que indica la intensidad de la dolencia.
  • Imprescindible para el diagnóstico es también observar la lengua, ya que en ella se reflejan todos los órganos. El color indica la cantidad de chi: una lengua roja indica calor en su interior. Una blanquecina, que la energía o la sangre están débiles.
  • Hecho el diagnóstico, lo habitual es proceder a la sesión de acupuntura, aunque existen otras técnicas que reequilibran los meridianos sin necesidad de usar agujas, como el Tui-Na, un masaje centrado en los puntos de acupuntura. Los puntos a estimular son siempre personalizados. También la cantidad de agujas depende de cada persona. Las hay de distinto grosor y longitud, porque no es lo mismo ponerlas en la cabeza que en una zona con más carne. La cantidad de sesiones necesarias varía según el paciente. Normalmente se mide por ciclos, y un ciclo consta de unas 10 sesiones.
  • Cuando uno se tumba en la camila con las agujas puestas, es posible que al principio se sienta algo tenso. Sin embargo, si nos relajamos, podemos lograr ir entrando en un estado de calma que propicia el equilibrio, sin necesidad de comprender cómo funcionan las agujas ni creer ciegamente en ellas. Al finalizar la sesión, podremos notar que algo ha cambiado, aunque no sepamos decir qué: nos sentimos más relajados, ligeros, en equilibrio, en paz. Y ese estado, ¿cuánto dura? Depende… ¡de cuánto nos cuidemos!

fuente Suite101



--
Terapias Granollers
Reiki, masajes, kinesiologia, constelaciones familiares, terapia integrativa, naturopatia, flores de bach, medicina tradicional china, acupuntura, reflexologia podal, osteopatia.
Plaça Arts 10 -Granollers
Londres/Casanovas - Barcelona
Movil: 637425287
Web:http://www.terapiasgranollers.com
Blog:http://terapiasgranollers.blogspot.com
Twitter: @terapiesgranoll

Entradas populares