dijous, 31 de maig de 2012

Tratamiento Natural de la Artrosis

La osteoartritis se define como un desgaste de las articulaciones que sucede cuando el cartílago que las recubre se destruye y provoca roce entre ellas. Afecta sobre todo articulaciones como la rodilla, tobillo, cadera y columna.

Alimentación
La osteoartritis o artrosis, se puede tratar de forma natural mediante un régimen especial de alimentación, porque se reconoce como una enfermedad inflamatoria. El consumir alimentos que disminuyan la inflamación, así como evitar aquellos que la produzcan es el objetivo. Además, a través de la nutrición equivocada se depositan toxinas en la sangre, que dan lugar a la formación de ácido úrico, piedras en vesícula y en riñón y posteriormente depósitos del ácido en las articulaciones.

Si usted padece o está desarrollando ya este desgaste en alguna de sus articulaciones, y desea iniciar un tratamiento natural, su alimentación consistirá en tomar papas, cereales integrales (arroz, avena) frutas, hortalizas, verduras, clara de huevo, miel, frutos secos, semillas, soya y derivados, legumbres (frijoles, lentejas, garbanzos, etc), pan integral, ajo, sal marina, leches vegetales: soya, almendras, arroz, avena, especias, algas. No se deben consumir proteínas en exceso por la formación del ácido úrico (carne, pescado, huevo, lácteos y derivados).

Evitar lácteos, alcohol, café, bebidas con gas, tabaco, mariscos, vísceras, embutidos, carnes, quesos en exceso, azúcar blanco, arroz blanco y harina blanca.

Para Aliviar el Dolor
Son recomendables los jugos naturales, licuados de papa, repollo, zanahoria y apio.
Sobre la articulación dolorida, aplicar un día si y otro no compresas de hojas de repollo fresco (pasarle un rodillo de madera para alisarla un poco) y arcilla mojada con infusión de cola de caballo. Poner siempre por la noche con un paño calientito de lana y una venda elástica para fijarla. Retirarlo por la mañana.

Algunos suplementos alimenticios ayudan a restaurar el cartílago, a aliviar el dolor y a disminuir la inflamación que se asocia con la osteoartritis.

El tratamiento natural va dirigido a consumir aquellas sustancias que se encuentran en el cartílago sano como la glucosamina que se toma de 1,500 a 3,000 mg. diarios, y sulfato de condroitina (800 a 1,200 mg. diarios). Es importante también tomar vitamina D pues cuando sus niveles están disminuídos, se desarrolla la osteoartritis.

Plantas de uso interno:
Receta:
Hojas de abedul 10 gramos
Hipérico o hierba de San Juan 15 gramos
Diente de león 15 gramos
Hojas de fresno 15 gramos
Agracejo 15 gramos

Se mezclan todas y se echa una cucharada sopera por taza de infusión, se toman tres tazas al día, después de las comidas.

Cola de caballo: calcifica los huesos por su contenido de sílice, refuerza el hígado y depura la sangre, echar un puñado en un litro de agua hirviendo, dejar reposar, colar y beber durante el día como agua de uso.

Las siguientes plantas se pueden tomar también, todas mejoran la artrosis:

Vara de oro: drenadora renal
Diente de León: drenador hepático y renal
Ortiga blanca: desintoxicante
Harpagofito o garra del diablo: antinflamatorio
Bayas de enebro: masticar dos o tres antes de las comidas

VITAMINAS Y MINERALES:

Las vitaminas y minerales que se mencionan ayudan a la remineralización del hueso.

Vitamina A: Repollo, zanahorias, papas, perejil, calabaza, melones, algas.

Vitamina D: Incrementa la absorción intestinal del calcio y el fósforo, aumenta la calcificación porque favorece los depósitos de fosfato cálcico. Para que el propio organismo sintetice esta vitamina es necesario tomar media hora de sol al día y mejor si es en ropa ligera y clara.

Vitamina F: Hojas verdes de los vegetales (acelgas, espinacas, lechuga, apio, etc), aceites vegetales en general, aceites de oliva, semillas de lino.

Vitamina B2 (o riboflavina): En la levadura de cerveza, germen de los cereales, arroz integral, hortalizas verdes, frutas.

Vitamina C: Ayuda la fijación del calcio en huesos, minerales necesarios.

Está en todas las frutas y verduras, especialmente si están crudas: brócoli, papa, coliflor, col de Bruselas, naranjas, limón, toronja, espinacas, papaya, piña, plátano, melón, fresa, pimiento rojo y verde, tomate. Es importante saber que esta vitamina se desactiva pasada una hora de haber exprimido el jugo, por lo que debe consumirse inmediatamente.

MINERALES: Para fortalecer los huesos

Magnesio: Su carencia origina la descalcificación del esqueleto, la artrosis, también la fragilidad de uñas y cabello, asma, alergias, picores, hipertensión, cansancio, problemas de corazón. Sin el magnesio no se puede absorber el calcio pues van unidos. Se encuentra en la soya, nueces, almendras, cereales integrales, sal marina pura (sin aditivos), cacao, limón, legumbres. En el caso de que exista mucha descalcificación se puede tomar cloruro de magnesio en polvo. Se echa una cucharada en un litro de agua, se mezcla, y de ese preparado con agua, tomar cinco cucharadas soperas por la mañana y cinco cucharadas por la noche, así se puede tomar toda la vida.

Fósforo: Se encuentra en cereales integrales, germen de trigo, apio, zanahoria, sésamo, almendra, nueces, uvas, pescado.

Calcio: en lácteos, pescados azules, verduras de hoja verde, soya, almendras, legumbres, ajonjolí, y nueces.

EJERCICIO:

La actividad física fortalece los músculos que apoyan las articulaciones, y por tanto el ejercicio regular, también ayuda a la movilidad y a prevenir el aumento de peso que exacerba la osteoartritis.

Haga un poco de ejercicio para suavizar las articulaciones como nadar, caminar o practicar yoga. Es importante hacerlo de forma regular, a diario, porque previene la rigidez y favorece la remineralización al aumentar la circulación sanguínea en el hueso (los nutrientes llegan al hueso a través de la sangre).

La natación es también muy aconsejable porque descarga las articulaciones. El montar en bicicleta evita el anquilosamiento de las articulaciones del pie, rodilla y cadera.

MASAJES:
Son muy útiles tanto a nivel local como a nivel general.
Al activar la circulación de forma pasiva se favorece el aporte de nutrientes a la articulación afectada, también se eliminan así sustancias de desecho que son las causantes del dolor y la inflamación. También tienen la ventaja de influir a nivel psicológico, aumentando la autoestima, la confianza y disminuyendo emociones negativas, de tristeza o miedo.
Las sustancias más empleadas y útiles son:
alcohol alcanforado
alcohol de romero
aceite de almendra con árnica
alcohol con cayena
aceite de hipérico o hierba de San Juan.

BAÑOS EN AGUA DE MAR:
Bañarse en el mar y si no es posible, tomar baños de tina a la que se le ha añadido uno o dos kilos de sal marina. Antes de irse a dormir se tomará un baño de agua tibia con sal, es aconsejable no secarse mucho al salir del baño y tratar de dejar la sal en la piel durante un día, hacer esto durante varias semanas.

www.masajesmataro.com
info@masajesmataro.com
Telf. 635086982  937917285

Entradas populares