dissabte, 9 de juny de 2012

Problemas más comunes en una relación de pareja

sara-diez
Muchas parejas que apenas comienzan su vida  en común, lo hacen pensando, la mayoría de las veces, en agradar al otro.  Hacen todo lo que está a su alcance para lograr profundizar la atracción y tratar de establecer una relación.
En esta primera etapa, cada uno intentará complacer al otro lo mejor que pueda. Por ejemplo, si él sabe que a ella le gusta la música barroca, y aunque a él le fascine el rock, aparentará que le encanta la música clásica. Ambos estarán "mintiéndose piadosamente" hasta lograr la mutua conquista. El problema radica en que cuando comienzan a vivir en pareja, se descubren como dos perfectos desconocidos en muchas áreas.
Generalmente, no tomamos conciencia de la importancia de entablar una vida en común. Las parejas deben aprender a establecer las "reglas del juego". Esta es la clave para cualquier relación,  más allá de: "¡Con el amor basta y sobra!".
Con la convivencia saltan a la vista distintos problemas con orígenes diversos. A continuación veremos 14 factores más frecuentes que pueden afectar una relación de pareja:
1) Diferencias sociales, culturales y de metas. Diferencias en educación, en objetivos, en intereses y en los hábitos cotidianos que, día a día, van generando una serie sucesiva de conflictos pequeños los cuales provocan, en un sinnúmero de casos, el desamor. Estas diferencias tienen mucho que ver con la relación de competencia y poder entre las partes. Por supuesto, a mayores diferencias las posibilidades de desavenencias aumentan.
2) El crecimiento de la familia. El advenimiento del embarazo genera, en algunos casos, disgustos y decepciones, sobre todo, cuando el nuevo miembro de la familia fue producto de una gestación no planeada. Muchas veces el embarazo impide el cumplimiento de objetivos de estudio o económicos y obliga a cambiar los intereses y metas de la pareja.
3) Insatisfacción sexual. Algunas parejas conviven sin tener una plena sexualidad y, lo que es peor, sin comentárselo entre ambos. Tampoco buscan ayuda profesional.
4) Falta de comunicación. Algunas personas tienden a los pensamientos paranoicos. Por ejemplo, si la pareja está callada porque simplemente está pensando en algún suceso del día, el pensamiento paranoico provoca reacciones como ésta: "Debe estar callado porque está enojado conmigo". Tener la autoestima baja genera que sólo se vea lo negativo, nunca lo positivo. Otro aspecto de la comunicación negativa es la falta de atención entre los miembros de la pareja: "¡Nunca me escuchas!".
5) Las distintas etapas del amor. La primera crisis ocurre cuando decae la etapa que llamaremos pasional, donde tiene una gran importancia el dedicarse el uno al otro. En este momento, cada miembro de la pareja, comienza a pensar en los otros objetivos y metas que le reclama la vida.
6) Las funciones y responsabilidades del hogar. La distribución de las cargas de las tareas del hogar, siempre genera conflicto. En la actualidad, las mujeres demandan igualdad en las labores caseras, y los hombres generalmente se resisten a aceptarlo. 
7) Las familias de ambos. Los problemas o las intromisiones de las familias de ambos integrantes de la pareja, pueden generar conflictos entre ellos.
8) Factores externos. Los problemas se originan cuando uno de los dos consume drogas o alcohol. También se originan por los "amigos" que sonsacan, llegar "tarde" y las "reuniones".
9) Problemas económicos. A pesar de que en la actualidad las mujeres se han vuelto más independientes, no se han eliminado los estereotipos de que la mujer debe rendir cuentas o "dar explicaciones" sobre los gastos: "¿En qué gastaste el dinero?... ¡Todo lo que haces es gastar!"
10) Celos. El problema de los celos es uno de los más frecuentes, sobre todo en las parejas  jóvenes, pero no es exclusivo de ellos. Tiene que ver con la baja autoestima y la inseguridad de la persona que cede a estos sentimientos y que la impulsan a cometer actos absurdos, La naturaleza insegura de los celosos los impulsa a ejercer algún tipo de posesión y control sobre la otra persona para evitar que los traicione o deje de amarlos. Muchas veces los celos son la misma causa de que los celosos sean abandonados.
11) La rutina. La rutina es fundamental para el desgaste de cualquier relación: como si la chispa del amor se hubiera apagado. Una solución es mantener un diálogo permanente e intentar reinventar la relación hasta donde sea posible, por ejemplo, cambiando la naturaleza y sitios comunes de salida, hacer nuevas amistades o aprender juntos alguna actividad que puedan compartir. O bien,  renovar la relación a través de la sorpresa: un viaje inesperado, invitar a la pareja a un sitio que desconoce, una cena especial, algún regalo apropiado. La imaginación es muy importante para revivir la pasión y el romance.
12) Contraste de personalidades. Hay caracteres o personalidades que simplemente no encajan. Por más amor que se tengan existen relaciones que viven en una guerra continua. La solución aparentemente obligada es romper, y sin embargo esto es fácil de decir, y muy difícil de hacer. Una opción para combatir ese problema es el diálogo (siempre será la mejor alternativa cuando ambos estén dispuestos a escucharse). Pueden aprender mutuamente a dominar su carácter y su temperamento para lograr estabilizar la relación en un contexto más sano y feliz para ambos.
13) Infidelidad. La infidelidad está generalmente relacionada con uno de los puntos que vimos anteriormente: la rutina. La monotonía de la relación sexual o sentimental hace que se mire a personas por fuera de la pareja para compartir intereses. Esto pone en peligro cualquier relación,  puesto que deja (en el caso de ser confesada o de descubrirse) una cicatriz de por vida.
14) Violencia. La violencia es una de las causas que debe terminar con la relación de pareja. Los abusos emocionales, psicológicos, económicos, físicos y sexuales en contra de la mujer y/o los hijos, es un factor que debe determinar, sin mayor duda, la ruptura de una relación.
MUJER:
En una pareja, cada uno es independiente y responsable de sus actos, emociones y sentimientos.
Aprendamos que la felicidad y la vida misma dependen solo de  nosotras. 
El diálogo es muy importante para aprender a consensuar y poner límites desde el principio, para poder  respetarse mutuamente en todos los sentidos. Nunca dejarse llevar por impulsos, las ofensas y, mucho menos, por  las agresiones físicas o sexuales. No permitir actos que atenten contra tu dignidad o la del otro.
¡¡Dar y recibir!! El respeto, las caricias y el "te quiero" han de demostrarse.  Hablemos cuanto sea necesario, pues no hay mayor desastre que el silencio.
Cuando ya no hay remedio, lo mejor es terminar una mala relación por bien de ambos, pero sobre todo por el tuyo.

Sara Diez - Revista soy mujer



--
Terapias Granollers
Reiki, masajes, kinesiologia, constelaciones familiares, terapia integrativa, naturopatia, flores de bach, medicina tradicional china, acupuntura, reflexologia podal, osteopatia.
Plaça Arts 10 -Granollers

Movil: 637425287
Web:http://www.terapiasgranollers.com
Blog:http://terapiasgranollers.blogspot.com
Twitter: @terapiesgranoll

Entradas populares