divendres, 26 de setembre de 2014

¿Qué prefieres, dar o recibir?

Carlos había recibido un regalo impresionante de su hermano; un precioso coche deportivo.

Para estrenarlo decidió salir a dar un paseo, pero al ir a buscar el coche que estaba aparcado delante de su casa, se encontró con un niño que estaba admirando su flamante coche.

—Señor, ¿Este coche es suyo? preguntó el niño. —Sí, es mío. —Debe de haberle costado mucho dinero. —Pues no, me lo regaló mi hermano. —¿Quiere decir que su hermano se lo regaló y a usted no le costó nada?

El niño no podía dar crédito a lo que estaba oyendo y se quedó pensativo, hasta que de pronto empezó a decir ¡Cómo me gustaría…!

—¿Cómo te gustaría tener un hermano así, verdad? dijo Carlos.

—No, no Señor, ¿Cómo me gustaría poder ser un hermano así?

Las palabras del niño estremecieron a Carlos… —¿Te gustaría dar una vuelta? —¡¡Sí, me encantaría!! Después de un corto paseo, el niño lo miró con sus ojos chispeantes y le dijo:

—Señor… ¿Podríamos pasar frente a mi casa? 
Carlos sonrió. Pensó que el muchacho quería, enseñar a sus vecinos que podía llegar a su casa en un gran automóvil, pero de nuevo, Carlos se equivocó.

—¿Puede detenerse donde están esos dos escalones? Salió corriendo y un pocos segundos después, regresó con su hermanito discapacitado. Lo sentó en el primer escalón, mirando hacia el coche y le dijo: —¿Lo ves Juan?, allí está, tal como te dije… su hermano se lo regaló, a él no le costó ni un céntimo. Algún día yo te voy a comprar uno como este y saldremos a pasear para que veas por ti mismo, todas las cosas bonitas que te he contado.
Carlos bajó del coche y ayudó a Juan a sentarse en el asiento delantero. Su hermano, se sentó detrás de él y los tres comenzaron a dar un paseo inolvidable.

Aquél día, 
Carlos comprendió por primera vez en su vida, el significado de aquellas palabras del evangelio que dicen: «Es mejor dar que recibir»

Hay tanto que podemos dar, cosas que no se pueden comprar con dinero, cosas que no son materiales, como esperanza, ánimo, consuelo, compañía, cariño… Solo por disponernos a dar, por tener esa actitud, nuestra manera de ver a los demás cambiará completamente y no dudes que los que nos rodean lo percibirán claramente.

«Una simple actitud, puede cambiar totalmente el curso de una vida»


Carmen Gómez Jácome
 619791539
carmen@terapiesagranollers.com

Terapies a Granollers
Constelaciones Familiares, Terapia Integrativa, Flores de bach, Reiki, Naturopatía, Kinesiología, Homeopatía, Osteopatía, Masajes, Reflexología podal.

Plaça Arts, 2
08401 Granollers

Entradas populares