dissabte, 30 de juny de 2012

Seis maneras en que las personas sabotean sus dietas

Por , Guía de About.com



Seis maneras en que las personas sabotean sus dietas

© 7thsensFreeDigitalPhotos.net

¿Qué lleva a una persona a sabotear sus propias dietas? ¿Por qué es tan fácil fracasar en este empeño? La respuesta está en tu modo de pensar. Si controlas tu pensamiento (y sus errores), controlarás tu comportamiento.

 Los 5 jinetes mentales del apocalipsis de las dietas

Estas son las principales ideas que te impiden tener éxito cuando intentas adelgazar. Si las cambias, tendrás más probabilidades alcanzar tu objetivo:

1. Estar gordo es espantoso, así jamás podré se feliz ni disfrutar de nada en la vida.

Este pensamiento te hace sentir mal, te desmotiva y te quita las ganas de hacer dieta. Cámbialo por otro como: "No me gusta estar gordo, pero precisamente por eso estoy haciendo dieta. No es espantoso, tan solo es algo que no deseo, pero que puedo cambiar".

2. ¡No puedo, no me puedo resistir, no soy capaz de atenerme a una dieta, no tengo fuerza de voluntad!

Con tanto "no puedo", ¿cómo vas a poder? Esos "no puedo" significan que no vas a esforzarte lo suficiente. Cámbialos por: "Sí puedo; que algo sea difícil no significa que no pueda, puedo hacerlo aunque sea difícil y frustrante, puedo soportar esta frustración. Puedo fastidiarme y hacer dieta".

3. Soy un asco de persona.

Ya sea porque te miras al espejo y no te gustas o porque no consigues bajar de peso, si empiezas a despreciarte y maltratarte solo lograrás sentirte fatal, deprimirte y abandonar porque "ni siquiera valgo para esto". Cambia este pensamiento por: "Tengo cosas buenas y cosas malas, como todos, cosas que me gustan de mí y cosas que no, pero decido (y voy a) aceptarme tal y como soy y, partiendo de esa aceptación, tratar de mejorar lo que desee mejorar, incluyendo mi peso".

4. Ya debería haberlo logrado, esto no se acaba nunca, debería ser rápido y fácil.

Hacer dieta no es ni rápido ni fácil. Es duro, lento y frustrante y si aceptas que es así lo llevarás mucho mejor. En la vida nos encontramos con tareas desagradables por hacer. De ti depende sentirte fatal pensando una y otra vez que no debería ser así hasta que te hierva la sangre, o simplemente aceptarlo y asumir que así son las cosas ahora y que a veces nos toca hacer algo que no nos resulta del todo agradable.

5. Por fin he terminado la dieta, ahora podré comer todo lo que quiera y darme todo lo que me he negado.

Tal vez no pienses esto conscientemente, pero si te comportas como si lo pensaras, tenemos motivos de sospecha. La dieta no termina cuando dejas de hacer dieta, sino que entras en fase de mantenimiento. Es decir, debes hacer una dieta de mantenimiento para mantener el peso perdido y acostumbrar a tu cuerpo a dicho peso, pues de lo contrario luchará con fuerza por volver al que considera su peso normal y que tú le has arrebatado (en efecto, tu pensamiento no es el único saboteador, tu cuerpo tiene vida propia).

 Comer por motivos emocionales

Además de tu propio pensamiento, otro modo de sabotear la propia dieta consiste en comer por motivos emocionales. Esto significa recurrir a la comida porque te sientes triste, por ansiedad o estrés, o para consolarte por cualquier motivo.

Si utilizas la comida de este modo será muy difícil mantener una dieta, porque en cuanto suceda algo que te haga sentir mal, vas a saquear la despensa en busca de los alimentos más reconfortantes, como los dulces.

Por tanto, busca modos más sanos de consolarte cuando te sientas mal, como ejercicios de relajación o meditación, un baño de sales, o ver algún vídeo de una comedia que te haga reír.




--
Terapias Granollers
Reiki, masajes, kinesiologia, constelaciones familiares, terapia integrativa, naturopatia, flores de bach, medicina tradicional china, acupuntura, reflexologia podal, osteopatia.
Plaça Arts 10 -Granollers

Movil: 637425287
Web:http://www.terapiasgranollers.com
Blog:http://terapiasgranollers.blogspot.com
Twitter: @terapiesgranoll

Entradas populares